Aprender a sentarse: niños con Síndrome de Down

Pasar de acostado a sentado de manera independiente puede ser una tarea muy sencilla que realizan los bebés entre los 5 y 8 meses de edad; pero en el caso de bebés con Síndrome de Down requiere de un proceso de aprendizaje, de trabajar en el desarrollo de músculos y de enseñarles físicamente como hacer la transición.

Para nosotras las mamás puede ser una etapa de estrés, vamos conociendo a nuestro bebé y estamos aprendiendo a reconocer que lleva su propio ritmo ¡Así que no desesperes! ¡Lo vamos a lograr! y aquí las recomendaciones de cómo lo logramos.

Es importante identificar cuando es el momento ideal para que se siente y lo puedes identificar cuando tu bebé sea capaz de voltearse, es decir, cuando estando acostado sobre su vientre vuelva a girar boca arriba y tenga un control completo de su cabeza.

VENTAJAS DEL SENTADO

Sentarse le permitirá tener una nueva visión y reconocimiento de su entorno, le proporciona mayor seguridad y lo animara para pasar al arrastre y posteriormente al gateo.

TIPS

1.- Jugar- jugar- jugar

Si algo he experimentado a lo largo de 6 años de madre ( ¡Qué rápido! ), es que cuando quiero que aprendan algo es mucho más sencillo cuando lo hacemos a través del juego.

Así que prepara tu espacio, busca materiales que puedes utilizar para llamar su atención, elige juguetes con colores brillantes y aquellos con los que puedes trabajar otras áreas, por ejemplo un juguete llamativo y que además tenga algún sonido para que haga un seguimiento visual y discriminación auditiva.

Trata de utilizar elementos que identifique la hora de “jugar”, puede ser una canción que utilices siempre.

2.- Bobby Pillow ó cojín de lactancia

Son estas almohadas que primero sirven durante el embarazo, luego la lactancia y después puedes utilizarla para recostar al bebé o para sentarlo, de manera que lo puedes rodear para ayudarlo;  la idea es mantenerlo por periodos cortos en esta almohada, mientras puedes le presentar juguetes, cantos, rimas y lees un cuento (aquí fomentas el lenguaje).

3.- Silla Bumbo

Una vez que resiste mayores lapsos de tiempo en las almohadas puedes intentar con la silla Bumbo que es una genialidad, su diseño es cómodo y ergonómico envolvente, lo que facilita que el bebé permanezca en una postura correcta.

Esta silla ha sido una herramienta de gran ayuda para nuestros niños con Síndrome de Down, además de que puedes darles otros usos a la hora realizar otras terapias como las de lenguaje, pasar tarjetas de palabras con alguno de los métodos de lectura, para trabajar texturas sin batallar por que se mueve demasiado y para la hora de la comida.

4.- Caja de madera

La caja de madera tiene la misma finalidad de la silla Bumbo, solo que en esta puedes introducir juguetes y dejarlo por un periodos mientras realizas otras actividades en casa. Varias mamás realizan su caja, solo debes conseguir un “huacal”, buscar en la mercería una tela acolchonada y hacer su forro. Muchas mamás realizan su caja y luego le sacan provecho para guardar juguetes.

Esta caja la usamos en la Fundación, al principio reclinábamos un poco hacía atrás para que no le costará tanto trabajo, posteriormente conforme íbamos avanzando la colocamos totalmente en el piso.

5.- Ejercicios

OJO: Se recomienda sean establecidos por un especialista.

Cuando iniciamos terapia física con nuestros hijos es importante reconocernos nosotros mismos, analiza ¿cómo te mueves para lograr las posicione?, ¿Cómo pasas tú de acostada a sentada teniendo especial detalle en cada movimiento que realizas?; es decir, si estamos boca abajo primero giramos de lado, hacemos un leve apoyo con la mano y después doblamos el pie para impulsarnos y pasar al sentado.

Si lo analizas, son los mismos movimientos que debemos establecer, para ir generando en el niño una memoria muscular y un patrón de movimiento.

En esta etapa puedes seguir trabajando con el rodillo y pelota para fortalecer su columna y cuello, esto facilitará el aprendizaje de los movimientos.

A continuación te dejo algunas imágenes que encontré en la red.

6.- Aprovecha cualquier momento

Además de establecer tu rutina de ejercicios, debes aprovechar cada instante para corregir posturas y poco a poco ir introduciéndolo al sentado. Esto lo puedes hacer en la comida familiar mientras lo tienes sentado en tus piernas, trata de ir soltando poco a poco hasta que ya no tenga ningún punto donde se recargue y sea por si solo que este manteniendo la postura.

– La mamá de Luciano-

Anuncios

2 comentarios en “Aprender a sentarse: niños con Síndrome de Down

    • yodown dijo:

      ¡Hola!, si tardo mucho en salir los primeros dientes y lo que pienso es que entre más tarde mejor, pues hay niños que comienzan a salir los dientes como con poquitos y a Luciano le salieron medio chuecos pero lisos, sin estos picos. Quiero pensar que es por que tuvieron más tiempo para salir completos y formarse.

      Pero bueno, recuerdo que fue como al año, y ya después salieron poco a poco, incluso ahorita tiene 3 años y apenas le están saliendo un colmillo que faltaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s