Carta a ti mamá, de un hijo con discapacidad.

Estimada mamá,

Hoy quise escribirte a ti, desde un domingo por la noche entre revisando los pendientes, preparando los materiales de las clases en línea y programar lo que hay en casa y oficina para la semana.

Me detuve a escribirte a ti, a la que no iba a regañar a sus hijos por cualquier cosa, la que había hecho planes para toda la vida. A ti, la que nunca pensó que tendría un hijo con discapacidad.

Si, la vida parecería que te puso un camino difícil. Pero hoy quería escribirte y darte un aplauso, no por ser una mamá especial como muchas personas pueden etiquetarte, te doy un aplauso simplemente por ser una mamá excepcional que hace desde su corazón lo mejor que cree para sus hijos.

A ti, que muchas veces dejaste a un lado tus planes y proyectos porque tuviste que atender a tu hijo en un hospital, convirtiéndote muchas noches en enfermera.

A ti, quien tuviste que aprender de desarrollo y estimulación, haciendo a un lado tus propios sentimientos y cualquier diagnostico para levantarte y llevarlo a tomar terapia.

A ti, quien muchas veces te topaste en esas terapias con otras mamás de hijos con discapacidad y sabías lo que sentían sin necesidad de decir una palabra.

A ti, quien hoy superas una pandemia y te convertiste en maestra de educación especial.

A ti, quien hoy aprendes sobre métodos de lectura y que buscas actividades para que tu hijo aprenda algo nuevo cada día llenándote de tarjetitas por toda la casa.

A ti, quien hoy eres defensora de derechos humanos y que te sientes impotente cuando otras personas se niegan a ver lo que tu ves.

A ti, quien sabe el potencial de sus hijos, quien admira los pequeños logros y los festeja a un lado de ellos como si fuera ir a la luna y de regreso.

Lo haces muy bien.

Eres una mamá cuidando de sus hijos como cualquier otra, guiándolos y preparándolos para su futuro. Tal vez como yo nunca pensaste que te tocaría ser una mamá de un hijo con discapacidad, pero te aseguro que todas han llevan dificultades en la maternidad.

Hoy te aplaudo mucho por lo que eres, por lo que cada día ofreces y porque haces imposibles. Por ser una madre construyéndose cada día y venciendo sus propios miedos y barreras para convertirse en eso que nunca habías imaginado; y que si hoy tuvieras que elegir volverías a escoger a esta madre que hoy eres.

Feliz día de las madres.

Texto por Fabiola Martínez de los Ríos @YodownBlog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s